acuarelas

Fragata Juan de Borbón y Tambo

Posted by on Abr 10, 2020 in acuarelas
No Comments

Acuarela de la Fragata F102 navegando en la Ría de Pontevedra, con la isla de Tambo al fondo.

Fragata F102
Fragata Juan de Borbón en la Ría de Pontevedra

Aprendimos a navegar en la Ría de Pontevedra. El faro de Tenlo Chico, que los primeros días nos parecía tan lejano, era la principal referencia para entrar en puerto.

La isla de Tambo, que en los años 80 y 90 era propiedad de la Escuela Naval Militar, aparecía al fondo de la Ria y te ayudaba a elegir el rumbo apropiado. No hacía falta radar, ni GPS (en aquel entonces ni existía, por no hablar de los teléfonos móviles). Tambo siempre estaba allí, bien visible, por muy mal tiempo que hiciera.

Después de tantos años, las fragatas más sofisticadas de la Armada Española, las F-100, siguen guiándose con Tambo para entrar por la ría. La cartografía electrónica, los más avanzados sistemas de navegación, o las constelaciones de satélites que ofrecen la mayor precisión, nunca podrán reemplazar a nuestro Tambo.

Poder Naval

Posted by on Oct 7, 2018 in acuarelas
No Comments

Hay que reconocer que tenemos la mejor Armada Española de nuestra historia. La Flota dispone de buques avanzados, de primera línea, y lo que es mejor, presentes en buena parte de las misiones internacionales, dando ejemplo.

Aquí dejo una muestra, una versión de la parada naval en la Ría de Pontevedra, con la isla de Tambo al fondo. 

Esta acuarela ha sido elaborada en homenaje al Almirante de la Flota, Juan Rodríguez Garat, ejemplo de marino para muchos.

El azul turquesa del Bao

Posted by on Ago 25, 2017 in acuarelas
No Comments

20170823_194130-1La playa del Bao (Ría de Vigo) siempre tuvo algo especial. Arena blanca, årboles atlánticos, atmósfera propia….y agua turquesa.

Diría que hasta me gusta la torre de Toralla y el puente (aberración urbanística de los 60/70). La realidad es que ya forman parte del paisaje de la Ría y le confieren imagen muy personal.

El verano ya se acaba, y vienen vientos fríos. Hasta el año que viene, playa del Bao.

Virada

Posted by on Ago 28, 2016 in acuarelas
No Comments

Acuarela sencilla, y sin grandes pretensiones, pero moderna y agradable. Representa la dotación de un velero en una regata, preparando la próxima virada.

Acuarela de Antonio Notario

Acuarela de Antonio Notario

Náutico de Vigo

Posted by on Ago 18, 2016 in acuarelas
No Comments

Por una buena acuarela no pasa el tiempo.

Hace años hice esta acuarela del náutico de Vigo. Estoy especialmente orgulloso del resultado. Resulta curioso como en estos años ha cambiado el paseo de Montero Ríos….a mejor. Sin embargo, la acuarela refleja muy bien la imagen que tengo guardada en mi retina de una ciudad tan náutica.

Me queda un sentimiento muy sincero de alegría por los que adquirieron la obra, porque a buen seguro que bien la estarán disfrutando.

náutico de Vigo

náutico de Vigo

 

Mayo 2016. Taller de acuarela en el Museo Lázaro Galdiano

Posted by on Abr 9, 2016 in acuarelas
No Comments

El museo Lázaro Galdiano organiza en mayo un taller de acuarela impartido por Diego Sierro.

Se trata de un lugar no excesivamente conocido, pero no por ello exento de encanto. Tiene un jardín que en las tardes de mayo puede ser toda una delicia ponerse a pintar.

museo Lázaro Galdiano

museo Lázaro Galdiano

Tienes más información en el siguiente enlace:

http://www.flg.es/agenda-de-actividades/talleres-y-campamentos/taller-acuarelas-museo-lazaro-galdiano-madrid#.VwltF6SLTIU

José Lázaro Galdiano nació en Beire (Navarra) en 1862 en el seno de una hacendada familia; cursó el bachillerato en Sos del Rey Católico para después seguir estudios de Derecho en Valladolid, Barcelona y Santiago de Compostela, obteniendo la licenciatura en esta última universidad. Se estableció en la Ciudad Condal en 1882, donde alternó sus estudios con el desempeño de un empleo en la secretaría del Banco de España y con su actividad como cronista de sociedad y crítico de arte en La Vanguardia. En Madrid emprendió su aventura editorial más destacada, La España Moderna (1889-1914), revista en la que colaboraron los literatos más destacados del momento –Pardo Bazán, Galdós, Clarín, Valera, Zorrilla, Campoamor, Menéndez Pelayo, Cánovas, Unamuno, entre otros muchos– y en cuya editorial, del mismo nombre, publicó clásicos de la literatura occidental nunca antes traducidos al español. Su temprana afición por los libros y el arte le llevó a convertirse en experto bibliófilo –Lázaro consiguió reunir una biblioteca de más de 20.000 volúmenes, entre manuscritos (cerca de 900) e impresos, que incluye ejemplares inestimables– e infatigable coleccionista de todo tipo de objetos artísticos, afición que también compaginó con su lucrativa faceta como marchante de arte.

Biografía de José Lázaro Galdiano

En 1903 se casó en Roma con Paula Florido y Toledo, rica dama argentina, tres veces viuda, iniciando poco después, en 1904, la construcción de su residencia, Parque Florido, palacio destinado desde 1951 a museo de sus colecciones. Enviudó en 1932, año en que comienza a viajar solo y a residir durante años fuera de España, principalmente en París y Nueva York, capitales en las que formó nuevas colecciones luego incorporadas a la que había dejado en Madrid. Murió en su residencia de Parque Florido el 1 de diciembre de 1947 dejando como único heredero de todos sus bienes al Estado español. Un año después se creó la Fundación Lázaro Galdiano, entidad que gestiona el Museo, la Biblioteca, el Archivo y edita la prestigiosa revista de arte Goya.

 

Sorolla era hipster

Posted by on Sep 12, 2015 in acuarelas
No Comments

Con ese look tan hipster, Joaquín Sorolla hubiera hecho furor por las calles de Madrid en el siglo XXI.

Sorolla fue uno de los afortunados artistas que tuvo gran éxito en vida, y pudo vivir acomodadamente. De hecho, el Museo Sorolla (uno de mis rincones favoritos de Madrid) es un auténtico palacete, una verdadera delicia de una de las calles más elegantes del centro madrileño.
Me gustaría poder calificar a Sorolla como el gran acuarelista español. A pesar de que esta técnica es muy marginal en su excelsa producción, su estilo suelto y cuidadosamente imperfecto, habría sido ideal para reemplazar el oleo por el agua.

Sorolla es para mí lo que Turner para los ingleses.